mujeres en un ambiente lleno de plastico de un solo uso

Reduciendo el plástico: pequeños cambios, gran impacto

El cambio climático nos ha demostrado que es real. Como también es real que nuestros hábitos de consumo deben cambiar. 

Hoy por hoy se habla con bastante frecuencia del Consumo responsable, concepto que busca promover un cambio en nuestros hábitos de consumo, ajustándolos a nuestras necesidades reales y a las del planeta,  escogiendo opciones que favorezcan el medio ambiente y la igualdad social. 

Ya sé, puede que esto te suene aburridor o incluso a sermón pero, quiero hacerte una  pregunta antes de que continúes alimentando esa idea respecto a este artículo en tu cabeza: ¿sabes cuanto plástico tienes cerca de ti en este preciso momento?, si estás en casa y observas  los objetos que te rodean y que usas a diario, te darás cuenta de una realidad: la mayoría están hechos de plástico. 

Ok! si, sé que me vas a decir que al momento de ir a la tienda a comprarlos,  no habían muchas opciones de materiales para no elegir productos hechos de plástico, y es cierto, pero, ahora te pregunto:¿cuántos de esos objetos que tienes son productos que usas una sóla vez y luego desechas?  ¿muchos, verdad?, esto es un drama para el planeta, puesto que se necesitan alrededor de 450 años para conseguir la descomposición de este tipo de materiales, no es correcto que un sólo desecho de los tantos que producimos a diario se tome más que nuestra vida entera para desaparecer. 

Entonces, sin exagerar y sin el ánimo de que te deshagas de todo lo que tienes, porque, por supuesto, no es la idea, de hecho te invito a que reutilices cuantas veces puedas las cosas de plástico que ya tienes, porque, si lo vemos desde el punto de vista de desempeño de materiales, muchos de los objetos que están hechos de plástico, obtendrían muy buenas calificaciones, entonces, ¿qué te parece iniciar a reducir esos productos plásticos que luego de un sólo uso van a la basura?. 

Aquí te dejo algunos tips e ideas que puedes aplicar: 

1. Cuando vayas a hacer mercado o de compras lleva bolsas de tela reutilizables y digo reutilizables porque sólo tienes que lavarlas como cualquier otra prenda de vestir cuando se requiera. Puedes llevar una pequeña dobladita en tu bolso para llevar compras u otras cosas imprevistas a casa. 

2. Fuera pitillos o mezcladores, y si los usas, que sean de cartón, metal o madera. 

3. Usa contenedores de vidrio y/o  acero inoxidable para alimentos, herramientas y demás cosas que requieras guardar. Pero aquí te repito, si ya tienes de plástico, síguelos usando, no los deseches, funcionan igual de bien. 

4. Cuando necesites cambiar algunos útiles de aseo como tu cepillo de pelo: elige uno de madera, que estimulan el crecimiento del cabello. Para la limpieza puedes usar esponjas de luffa o estropajo, como le llamamos en Colombia,  una planta de la familia del calabacín, son 100% biodegradables, así que cuando termine su vida útil puedes compostarlas o mezclarlas con los residuos porque son en esencia un vegetal seco.   

5. En cuanto a la ropa, el secreto es: comprar menos, pero de mejor calidad para que dure el máximo. Así como elegir tejidos naturales. La moda rápida no tiene sentido en verdad, te compras algo que está en furor, no lo has usado mas de cuatro veces y ya pasó a la historia. Tu dinero se va en cosas que usas por muy poco tiempo y que seguramente podrías invertir en algo más no te parece? Por eso, respecto a las prendas de vestir creo que es importante que te diga, que si eliges colores neutros podrás combinar tooodas tus prendas y crear una infinidad de outfits, para que tus looks sean variados. 

6. Cuando vayas a comprar objetos y/o muebles para tu hogar inclínate por los de madera, cristal o metal.  Son más resistentes, puedes pintarlos para cambiar la decoración luego de un tiempo y sus materiales pueden reciclarse. 

7. Cuando debas  deshacerte de objetos a los que se les acabe su vida útil tales como  computadores, celulares y electrodomésticos, llévalos a un centro donde se puedan reciclar de manera adecuada. 

Anímate a incluir estas ideas a tu vida diaria, y de esta manera, contribuir a un planeta con menos plástico, pero recuerda incorporarlos en el orden y forma en que puedas, ve poco a poco y con paciencia, no te compares con nadie, vive tu propio proceso, mantente motivad@ celebrando cada logro, cada cambio, cada progreso que hagas y si descubres más tips en este viaje, te invitamos a que nos los compartas.  

Regresar al blog