tamaños y estilos adecuados de servilletas para cada ocasion

Cómo elegir tus servilletas de tela

Las servilletas de tela no son artículos de usar y tirar, e incluso puedes usarlas para más de una comida y esto, no puedes hacerlo con una servilleta de papel. Las servilletas de papel no son reciclables después de usarse y aunque pueden convertirse en abono, la opción de no generar residuos eligiendo lo reutilizable sobre lo desechable es mucho mejor ¿no crees?, por esta razón te invitamos a usar servilletas de tela en casa. Con frecuencia, solemos pensar que usar servilletas de tela requiere más tiempo y dedicación, pero te aseguro que no es así. A continuación te presento algunas pautas generales que te harán triunfar en este cambio. 

Lo primero que debemos considerar, es el material o el tipo de tela en el que están hechas nuestras servilletas. La forma en que decidas poner tu mesa es en primera medida un gusto personal; la ropa de mesa es tan subjetiva como cualquier otro elemento de diseño en tu casa, pero presta atención a que el material y la confección sean de calidad, ya que la ropa de mesa está expuesta a un gran desgaste al pasar con tanta frecuencia por el lavado.  Respecto al diseño, te aconsejamos elegir aquellas con dobladillo y costuras consistentes, y evitar aquellas con bordes desmechados. En cuanto al material, el lino, es una excelente opción para elegir en tus servilletas, ya que es una fibra natural y, teniendo en cuenta que la función básica de una servilleta es limpiarse los dedos y secarse la boca, por lo que deben tener una textura que les permita absorber la humedad, el lino es un material que cumple con los requisitos, además de ser muy resistente y duradero.  

Como dato curioso, ¿sabías que el lino requiere menos agua para su producción comparado con otras fibras naturales como el algodón? y no podemos olvidar que las servilletas de lino tienen la capacidad de darle ese toque de personalidad a tu mesa porque contienen esa parte irregular y artesanal, que tanto nos gusta. 

Como te decía, el cambiar las servilletas desechables por las de tela, no requiere tiempo ni cuidados especiales para su mantenimiento, de hecho, no es necesario que las laves después de cada comida, si la usaste muy poco, puedes reservarla para otras comidas, o incluso todo el día, antes de llevarla a lavar. Ahora, voy a presentarte algunas recomendaciones de lavado, con las que vas a constatar lo fácil que es cuidar y prolongar la vida útil de estos textiles ecológicos para el hogar.

1. Puedes lavarlas a mano o en la lavadora, junto con tu ropa, utilizando un programa para prendas delicadas y un jabón suave. 

2. Evita el uso de blanqueadores. Consulta nuestra guía para quitar manchas de tus piezas de lino en la cocina

3. No uses la secadora, puedes colgarlas y verás que secan rapidito.

4. No es necesario que las planches pero si no te gustan las arrugas puedes hacerlo sin ningún problema

5. No las guardes en bolsas de plástico. En su lugar, puedes usar bolsas de tela. 

Con relación a este último punto, es importante tener en cuenta que debemos guardarlas en un lugar cercano al comedor o a la cocina y asegúrate que todos los miembros de la familia sepan dónde las guardamos, no las guardes en secreto.  Busca un lugar oscuro y seco como un armario o un cajón; pero, nunca las guardes en bolsas o cajas de plástico o cartón porque es posible que tomen una tonalidad amarilla. 

El tamaño y color, son otro aspecto a considerar en la elección de tus servilletas, y, dependen en gran medida de tus gustos, así que te voy a contar la regla simple para elegir el tamaño de tus servilletas de tela: cuanta más comida sirvas, más grande será la servilleta. Entonces, para comidas pequeñas o ligeras como un postre, un café o la media mañana, elige una servilleta pequeña y una más grande para almuerzo o comida, sin embargo como te digo depende de tu gusto así que puedes optar por un único tamaño, para todo. En cuanto al color, debes tener en cuenta el uso que les darás; los tonos oscuros para servilletas de uso diario en casa son la mejor opción si no quieres lidiar con tratamientos para manchas.  Pero si no tienes inconvenientes con eso, las bonitas servilletas de color blanco o crema son neutrales se ven limpias y pulidas en cualquier entorno. 

De igual modo, conviene saber ¿Cuántas servilletas deberías tener?. Así que te invitamos a tener en cuenta el número de veces que usas la lavadora en la semana; pongamos por caso, que usas la lavadora dos veces por semana y usas una servilleta diaria por cada miembro de la casa;  en este caso, te recomendamos tener tres servilletas por persona para tener una siempre disponible en cada día.  Siguiendo estas sencillas recomendaciones, puedes contar con servilletas de tela por mucho tiempo, incluso años. 

Llegados a este punto, ahora veamos qué hacer, si la servilleta por su estado de desgaste o de manchas, ya no es apta para usar en el comedor; no tienes que desecharlas, puedes disponerlas como trapo de limpieza y notarás que funcionan muy bien para esta tarea. Cuando definitivamente la servilleta ya esté muy viejita y gastada, cosa que va a suceder después de mucho tiempo de uso, si optaste por materiales naturales como el lino, puedes compostarla, para ello te recomendamos recortarla en pedacitos pequeñitos para acelerar el proceso. 

Como resultado, vemos que la decisión de incluir esta pieza tradicional de mantelería en nuestro hogar es una forma sostenible y elegante de poner la mesa, si pensamos en todo el papel que estás ahorrando al no usar las desechables comida tras comida.

Regresar al blog