esponja vegetal de estropajo

Todo lo que quieres saber sobre las esponjas de vegetales o estropajos

La luffa es un vegetal a partir del cual se obtiene una estructura fibrosa luego de pasar por un proceso de secado y pelado.  Esta combinación de fibras naturales, permiten que pueda ser usada como esponja para distintos fines de limpieza incluido el baño corporal, convirtiéndose en una opcion 100% natural y biodegradable. Esto es lo que la mayoría de las personas sabemos sobre los tradicionales estropajos como los conocemos en Colombia, sin embargo, hoy voy a presentarte algunas preguntas y respuestas muy comunes que solemos hacernos sobre estas bellas ayudantes del aseo en casa.

¿En cuáles tareas puedo usar una esponja de luffa?

Puedes usar esta esponja para todas las labores de limpieza que requieras, entre las más comunes están el lavar los platos y bañarte. 

¿Puedo exfoliar mi cara con ella?

Como sabes la piel de la cara es mucho más delicada que la del resto del cuerpo, y debido a la fuerza de sus fibras, te recomendamos no usar la esponja de luffa en tu rostro. Puedes optar por usar tus manos con algún exfoliante suave dos veces por semana o usar una esponja de tela. 

¿Las esponjas de luffa son buenas para la piel?

Al usar una esponja de luffa cuando te bañas, obtienes una exfoliación suave para tu piel  y estimulas la circulación sanguínea. Además de ayudar a los poros a expulsar impurezas. Por otra parte, obtienes una espuma deliciosa en tu cuerpo y puedes usarla con jabón líquido o en barra. Aquí es importante resaltar que no debes usarla en tu cara o en tu área genital y tampoco si tienes una piel sensible o con algún tipo de alergia o afección. En ese caso puedes optar por las esponjas de tela de algodón que son mas suaves. 

¿ Me parecen muy ásperas para ponerlas en mi piel, hay alguna forma de ablandarlas?

Las esponjas de luffa nuevas son normalmente duras y ásperas. Si la vas a usar en la ducha, te recomendamos sumergirla en agua tibia y dejarlas allí por unos 10 minutos. A medida que la esponja vegetal absorbe el agua, se expande y se vuelve más suave. 

¿Puedo usar la esponja vegetal todos los días?

En la ducha: si puedes, siempre y cuando, como te decíamos no seas propenso a la irritación de tu piel. También te sugerimos tener en cuenta algunas cosas: primero, reserva una esponja para ti solamente y no la compartas con nadie, así como haces con tu cepillo de dientes. Segundo, realiza movimientos suaves y en forma circular para evitar exfoliaciones excesivas en tu cuerpo. Por último,  es preferible que no dejes tu esponja secando en la ducha,  si puedes, déjala secando en un lugar donde corra el aire, por ejemplo, frente a una ventana abierta.  

En la cocina: claro que puedes usarla en todo momento que necesites, sólo asegúrate de lavarla con agua y exprimirla muy bien después de cada uso para retirar restos de jabón y/o comida  y dejarla escurriendo. 

¿Porqué mi estropajo tiene mal olor?

Es probable que no hayas tenido los cuidados necesarios de lavar, exprimir y retirar rastros de residuos y/o jabón y escurrirlas luego de cada uso, que te mencionamos anteriormente. Pero no te preocupes, más adelante voy a mostrarte cómo puedes limpiar tu esponja a profundidad y de paso eliminar los malos olores. 

¿Las esponjas vegetales acumulan gérmenes y bacterias? 

Al igual que cualquier otra esponja, la luffa puede acumular este tipo de microrganismos si no tenemos los cuidados necesarios, por esta razón, desinfectar y mantener limpias nuestras esponjas es algo muy importante para alejar bacterias y hongos.

¿Cómo desinfectar tu esponja vegetal?

Para mantener tu esponja limpia y desinfectada, toma un recipiente y en él mezcla agua tibia y vinagre blanco en partes iguales, Sumerge bien la esponja hasta que absorba esta mezcla y la dejamos allí por unos 20 minutos, para que la mezcla haga sus efectos que además, elimina olores y restos de grasa. Pasado este tiempo, exprímela y presiónala para ayudar a remover la suciedad. Por último, si lo consideras necesario, dale un último enjuague con agua y jabón. Realiza este proceso una vez por semana. 

¿Puedo poner la esponja de luffa en lavadora?

Si puedes, de hecho es otra opción para limpiarla, pero no uses la secadora ya que las fibras naturales podrían derretirse. También puedes meter la esponja lavada y mojada al microondas por 20 segundos, pero asegúrate que esta mojada y que no va con alguna cosa metálica que pueda causar un incendio. 

¿Con qué frecuencia debo cambiar mi esponja vegetal? 

En el baño: Si usas tu esponja todos los días, se recomienda cambiarla cada tres o cuatro semanas. 

En la cocina: Si usas la esponja de forma frecuente, te recomendamos cambiarla cada mes o mes y medio. 

¿Qué hago con las esponjas naturales usadas?

Debido a que las esponjas de luffa son naturales al provenir de una especie de calabaza, cuando la cambies, puedes ponerla en tu compost o ponerla junto con tus desechos orgánicos ya que se incorporarán a la tierra de forma fácil. Sin embargo, puedes usarla para otras cosas antes de desecharlas. Lo primero es hacer el proceso de limpieza semanal y dejarla secar al aire libre muy bien. Una vez limpia y seca, puedes  por ejemplo, usarla en tus manualidades como un instrumento para obtener una textura de pintura única, o puedes picarla en trocitos, y ponerla al interior como relleno de algún paquete que necesites enviar. Si vas a trasplantar alguna matica en tu casa puedes picar pedacitos de la esponja y ponerla en la base de la nueva maceta en los orificios de drenaje para evitar que la tierra se salga cuando la vayamos a rociar.  

Espero con estas preguntas haber despejado tus dudas frente a esta magnífica opción de limpieza natural y que podemos usar en reemplazo de aquellas esponjas plásticas que normalmente están hechas de plásticos derivados del petróleo que generan un alto costo para el ambiente. ¡Anímate y lleva la naturaleza a tu hogar!. 

Regresar al blog