compost casero

Empezamos a compostar en casa 🌱🌎

Hace un tiempo, nos embarcamos en el emocionante viaje de iniciar una vida en el campo, y el compostaje se convirtió en mi aliado en esta travesía para poder gestionar los residuos orgánicos, y no sólo porque sea una opción sostenible y consciente para tratar nuestros residuos, sino que además el camión de la basura no pasa por acá 😅

Hoy quiero contarte mi experiencia y brindarte algunos consejos prácticos para sacar el máximo provecho de tus residuos orgánicos.

El compostaje, como bien sabes, es un proceso natural en el que los materiales orgánicos, como restos de comida, hojas y recortes de césped, se descomponen en un material rico en nutrientes llamado compost. Este compost se puede utilizar para mejorar la calidad del suelo y fomentar un crecimiento saludable en tus plantas y jardín.

En nuestro caso, destinamos un lugar amplio para la compostera pero cerca de la casa, para que ir a poner los residuos de cada preparación de comida fuera sencillo (es uno de los beneficios de vivir en el campo, el espacio es un lujo que puedes darte 🤠) y armamos el contenedor con restos de la construcción de la casa: tejas y tablas viejas que usamos como paredes y tapa y algunos pedazos de madera como columnas de soporte.

compost de residuos

Es necesario tener una mezcla equilibrada de materiales verdes o húmedos (cascaras de frutas, verduras, restos de comida y materiales marrones o secos (hojas secas, papel y cartón) En nuestro caso, los restos de césped son abundantes y los echábamos todos ahí, pero resulta que eso crea una mezcla muy seca y teníamos que regarlo, entonces para no hacerlo, almacenamos el césped seco en costales y lo vamos agregando a medida que sea necesario. ah! algo que me encanta de tener compost en la casa es que los pedacitos de luffa que me resultan de las esponjas que hago en el taller, los pongo aquí también y así son esponjas con cero basura. 

El paso del aire es clave para que no tome mal olor, además de la importancia de revolver el compost con frecuencia, y para eso, destinamos un rastrillo para esta tarea que tenemos cerca. Antes no lo revolvíamos mucho y las hormigas aparecieron así que luego e revolver con frecuencia ellas se fueron solitas al ver que no es un lugar estable para vivir.

Luego de un mes y ver que algunos residuos nada que se descomponían me preocupé porque pensé que algo estaba haciendo mal, pero resulta que, como todo en la vida, el proceso de compostaje puede llevar varias semanas o meses así que no queda más que esperar y ser paciente. El proceso no fue solo sobre convertir desperdicios en nutrientes, sino sobre aprender paciencia y conexión con la naturaleza. Observar cómo los restos se transforman gradualmente en un compost oscuro y rico me recordó la belleza de la transformación en cada aspecto de la vida. Porque cada vez que tiraba los restos de comida y las cáscaras de frutas en el contenedor de compostaje, no sólo estaba reduciendo mi huella de carbono, sino que también estaba creando algo mágico en mi propio hogar y eso me daba emoción.

He leído que para acelerar el proceso puedes picar o triturar tus residuos antes de ponerlos en el compost, yo personalmente no lo hago los dejo como salen de la cocina, se demoran mas tiempo, pero tengo suficiente espacio para almacenarlos sin que el contenedor se quede sin espacio, de hecho llevamos año y medio haciendo compost y el contenedor no ha llegado ni a la mitad de su capacidad, pero lo que si hicimos, porque estaba dentro de nuestras posibilidades y nos resultaba mucho más fácil, fue agregar lombrices de compostaje.

Hace sólo unos meses, destapamos el contenedor para usar el abono resultante para sembrar algunas hortalizas ✨ y sentí una satisfacción genuina al utilizar ese compost para enriquecer el sustrato del invernadero. Cada planta que crece gracias a este regalo de la tierra y se convierte en un recordatorio tangible de nuestro compromiso con un futuro más sostenible y saludable. 🌱🌼

huerta en casa

Si estás considerando unirte a esta increíble aventura del compostaje, ¡te animo a hacerlo! si no tienes espacio exterior, puedes explorar opciones de compostaje en interiores utilizando gusanos de compostaje o sistemas cerrados. No solo estarás reduciendo residuos, sino que también te conectarás más profundamente con la naturaleza y te sorprenderás de cuánto puedes aprender en el proceso. 🌿🌏

 

Regresar al blog